…Óyeme viento, escucha
tú que puedes volar lejos
lleva mi llanto y mi pena
allá donde está mi sueño.

Dile sin que él lo sepa
que soy yo quien te ha enviado,
que sufro su ausencia en silencio,
que mi cuerpo se marchita,
que su voz es mi tormento.

Dile que en las noches solitarias
siento su beso en mis labios
dulce miel que me envenena
muerte que vienes llamando…

Anuncios