Sueños de delfín, imaginando que navegas sola, ola tras ola,  acariciando las cuerdas que forman las crestas , en notas musicales se transforman cuando en espuma blanca suenan. Movimientos lentos al amanecer cuando comienzas, poco a poco en los juegos que manejas avanzas hasta llegar el anochecer,  y  te sumerges en tus sueños de delfín. Solitaria de los mares celestes, los recuerdos llenan tu existencia. Así conocí a Ana Maria, a través del anhelo de los mares que divisaban su mirada, estío cálido, ardiente.

Tan sólo un recuerdo tuyo llena mi vacía existencia, Sonaba su poema, y sonaba eres el sol que brilla en mi noche Mas y mas navegando entre las letras que formaban sus poemas.En su mente siguen sus sueños, en este libro se plasman  en palabras. Y todo se remonta a su primer mar, el que en su retina se graba. Recuerdos de su infancia, dónde escribía letra a letra,  poesías solitarias. Cada palabra con ritmo, músicas simples, melodías acompasadas  que suben y bajan, como sueños de delfín en un inmenso mar que acompaña. De repente todo se aleja, sin casi despedida, su horizonte  se vuelve de otros tonos. Viñedos y viñedos empiezan a inundar sus contemplaciones, a finales del verano hileras rectas, con frutos dorados que el sol endulza día tras día.  Todo cambió y Ana no se dio cuenta, siguió escribiendo, haciendo poemas en las noches, recordando los colores, cuando todo era distinto, un pasado que no puede olvidar. una claridad tan intensa,que ilumina con fuerza mi esperanza,que borra con su luz todas mis penas. Los poemas se van sucediendo en la soledad de las tardes, de todas las tardes del mundo, cuando aparece la  tormenta. Se reúnen en hojas sueltas, cuando todo esta escrito, el sentimiento en letras negras Alargo mi mano para tocar la tuyay cuando ya la siento cerca…………………….     Sueño del delfín,  inalcanzable, en todas las mareas te metes, nunca dejaras de estar sabes que cada nuevo amanecer renaces con la fuerza del mediodía, fuerte, fuerte, fuerte.   Soy consciente de que eres inalcanzable,lo sé…lo asumo…lo acepto…  Ana Maria siempre tendrá el sueño en sus poemas.

Fernando Pelluz 20/04/2004

Anuncios